covid-19

Miles de holandeses se disponen a afrontar la crisis del COVID–19 “fumados”

Miles de holandeses se disponen a afrontar la crisis del COVID-19 “colocados”

covid-19

Miles de holandeses se apresuraron a comprar cannabis antes del cierre de los coffee shops el pasado domingo a las 6 p.m y poder pasar la cuarentena del COVID-19 “colocados” o bien relajados.

Nunca antes del COVID–19 se habían visto colas tan enormes ante las puertas de los coffee shops de Holanda. Y es que son miles los holandeses que han decidido afrontar la cuarentena de 3 semanas dictaminada por el gobierno, estando colocados con cannabis.

La normativa legal se introdujo alrededor de las 5:30 p.m. el pasado domingo e incluyó el mandato de que todos los restaurantes, bares, cafeterías, gimnasios, saunas, clubes sexuales y cafeterías cierren a partir de las 6 p.m. del domingo al 6 de abril.

Tan pronto se conoció la noticia del cierre de estos establecimientos, miles de ciudadanos hicieron cola ante cada uno de todos los coffee shops de todo el país. Estos ciudadanos saben que van a tener que pasar muchos días encerrados en casa sin nada que hacer y han optado por estar colocados como una gran idea para hacer más llevadera la crisis del coronavirus.

La afluencia de clientes ha sido tan inesperada que al llegar la hora legal del cierre, la mayoría de los coffee shops tenían hasta 40 clientes dentro del local esperando para poder comprar su cannabis. Muchos dueños de estos establecimientos tuvieron miedo de que la policía apareciera en cualquier momento y les multara, por lo que no tuvieron más remedio que echar a muchos de estos ciudadanos holandeses que, enfadados, tuvieron que irse a casa sin el cannabis que necesitaban para pasar las próximas 3 semanas de crisis por coronavirus colocados.

La situación era la misma en ciudades de todo el país, incluso en Breda, Nijmegen y Utrecht, donde las colas serpenteaban en las fachadas de los cafés, en las aceras y en las plazas.

El personal estableció colas separadas para efectivo y tarjetas mientras los clientes se apresuraban a pedir suministros para prepararse para pasar la cuarentena estando colocados.

Dejando a un lado la búsqueda generalizada de pasta y papel higiénico, miles de clientes en Amsterdam, Eindhoven y La Haya hicieron largas colas el domingo para abastecerse de marihuana para pasar la cuarentena estando colocados. De manera muy cívica, la gente estableció colas separadas para pagar en efectivo y tarjetas mientras los clientes se apresuraban a pedir todos los suministros que consideraron necesarios para lo que puede ser una cuarentena que nunca antes se había conocido y que, sin duda alguna, prefieren pasar estando colocados.

Las colas también fueron enormes en Roermond, cerca de la frontera con Alemania, en medio de temores de que el gobierno alemán cierre sus fronteras con los Países Bajos.

Alemania ya ha introducido controles estrictos para los que llegan desde Francia, Austria, Suiza, Luxemburgo y Dinamarca a partir del lunes.

Las colas de cannabis llegaron a pesar de que el ministro de Salud, Bruno Bruins, hizo un llamamiento urgente a los holandeses durante la conferencia de prensa del domingo, diciendo: “No atesoren. No es necesario.”. Pero la realidad es que han sido miles los holandeses que han optado por comprar suficiente cannabis para pasar la crisis del COVID-19 colocados.

comprar semillas de marihuana